martes, 8 de febrero de 2011

Dejame Entrar (2008) vs Dejame Entrar (2010)

Bien es conocido los famosos remakes que se marcan los americanos, sean con peliculas japonesas, coreanas, españolas… ahora les ha tocado a los suecos aguantarles. Dejame Entrar es una pelicula originalmente sueca basada en una novela de John Ajvide Lindqvist (estos suecos y sus nombres impronunciables..), la trama es así de sencilla: un niño llamado Oskar conoce a una niña de su misma edad llamada Eli, ambos se hacen amigos, pero… algo raro ocurre en el pueblo, algo que posiblemente tenga que ver con Eli ¿por qué? si no habéis leído el libro ni visto sus dos adaptaciones a la gran pantalla prefiero que lo descubráis vosotros… pero creo que a estas alturas del cuento quizas ya sabreis de que va, o no…
Me motive a hacer este post porque soy fan tanto del libro como de la película, y recién he visto el remake y quiero hacer una critica y comparar ambas adaptaciones al cine.  


Es de sabios que los americanos tienden a querer adaptar cualquier película que haya sido alabada en el extranjero, pues no parecen soportar tener que subtitular o doblar una película extranjera por lo que hacen su propia cosecha americana. No niego que algunas de sus adaptaciones son más impactantes incluso mejores que las originales, como en el caso de The Ring (Ringu), pero hay otros casos en los que mejor no haberse ni planteado la idea de hacer tal cosa.



Para empezar, Dejame Entrar (que ahora llamaremos la sueca) esta ambientado en un pueblo de Estocolmo a principios de 1980, durante el invierno, y Dejame Entrar (que ahora llamaremos la yankee) esta ambientado en Nuevo Mexico en 1983 en invierno también ¿la diferencia?, es únicamente que la trama se traslada a America y con ello los cánones americanos (creyentes jodepeliculas…). Por lo demás la yankee es prácticamente un calco de la sueca, a diferencia de algunas escenas que como se sabe siempre tienden a cambiar cosas para hacerla interesante y diferente, sin olvidar los efectos especiales que incluyen en esta versión. Los personajes yankees no están mal, a decir verdad cautivan al espectador, la sueca en cambio, muestra unos personajes más fríos, pero también saben captar la ternura de los niños de una manera más sutil. 

 Oskar/Eli - Owen/Abby


Por otro lado cabe destacar que la yankee cuenta con un distinguido reparto de actores como Chloe Moretz (Kick-Ass) y Kodi Smit-McPhee (La Carretera), mientras que la sueca muestra a unos actores recien salidos de la nevera pero con talento como Kåre Hedebrant y Lina Leandersson.


Solo me cabe decir que vale… la yankee no esta tan mal, pero estaba claro que sobraba hacer un remake porque de por si la sueca se supera ella solita, sin necesidad de efectos especiales ni exceso de sangre. Ademas la diferencia destacable de ambas es la calidad de imagen, como buen cine independiente que representa esta película la forma en la que se rueda es importante. Algo de lo que puedo presumir es de valorar una joyita sin necesidad de prescindir de una millonada para hacerla, y es lo que la sueca la hace de valorar como especial y original en todos los sentidos, actores desconocidos pero que hicieron de la película lo que es, un ambiente nórdico único, una puesta en escena impecable, vamos que te hace estar realmente en los años 80… ¿ya he dicho que me encanta Suecia?
Antes de terminar, otra cosa que siempre recalco de una película es su banda sonora, y esta no es menos, ambas tienen la suya, y ambas son estupendas, pero me quedo con la sueca XP


Estas son mis favoritas:


3 comentarios:

Boris dijo...

no me gusta esta mania de los americanos de copiar una película cuando todavia es muy reciente y todo el mundo se acuerda de ella.
no la he visto y no creo que lo haga y es que por mucha Chloe Moretz que salga no aporta nada nuevo y para eso vale más quedarse que con la versión sueca, que aunque no sea un cine tan popular es muy bueno

Adolf0 dijo...

Está muy bien el post. Sólo quiero agregar un comentario acerca de la "candidez" de la versión americana. Porque queda claro que el "No soy una chica" de la película de Alfredson cobra un sentido misterioso fundamental, en una secuencia fugaz e inquietante de la intimidad de Eli.
Aquí mi comentario acerca de la peli sueca, por si interesa.
http://cinedeinculto.blogspot.com.ar/2011/04/no-soy-una-chica-dejame-entrar-de-tomas.html
Saludos

Anni dijo...

Habia olvidado ese detalle, lo que pasa que es parte de un spoiler hacia el libro. Ahí te da la respuesta a ese misterio del que hablas ;)
¡Gracias por pasarte a comentar!