viernes, 2 de marzo de 2012

Avril Lavigne - Goodbye

Hace cuatro días Avril dijo por Twitter que tenia una sorpresa, una bien especial que iba a ser en agradecimiento a sus fans, y como despedida y broche final a la era Goodbye Lullaby. Dicha sorpresa era ni más ni menos que un vídeo de la canción Goodbye, canción favorita de Avril de este cuarto disco, pues trata de la despedida de su amado, en otras palabras, del fin del matrimonio con Deryck Whibley.
¿Y por qué el lanzamiento de un nuevo single es una sorpresa? me diréis, pues sencillamente porque para empezar no es un single real, es solo un vídeo que Avril grabo con su amigo y fotografo Mark Lidell, en el que curiosamente aprovecho el photoshoot para Vanity Fair de Italia del año pasado para hacerlo. El otro asunto es que esta canción Avril aseguro que no iba a cantarla en el tour puesto que al ser una canción en el que transmite bastante pesar de su divorcio, no iba a poder tener fuerzas para cantarla en directo, por lo que este vídeo solo puede verse en internet, y es en cierta manera un gesto bastante emotivo para los fans por lo que transmite este "regalo" para nosotros.


Quien no capte exactamente el mensaje del vídeo, aquí os dejo una explicación que da un fan, bastante acertado:

Al principio, está dejando su casa con maletas... la casa de Deryck. Está bien vestida, perfecta. Se cubre, trata de ser fuerte, especialmente porque está ante el ojo público. Hace cosas aleatorias, bebe, se afeita, toma el sol, niega totalmente que esté rota. Con el timpo empieza a echarle de menos. Trata de llamarle pero no hay respuesta. Espera a que llame, o a que venga a por ella. Quizás ella le dejó un mensaje de voz. Al final se da cuenta, su matrimonio se acabó. Cierra su puerta y se cae al suelo lentamente. Ella para el cuento. Se acabó, ella debe darse cuenta y admitir que el matrimonio se acabó. Se quita la peluca, deshace el maquillaje, etc. Se mira a si misma de verdad por primera vez y está asolada.

2 comentarios:

Boris dijo...

Siempre esta muy bien que Avril haga cosillas y aunque este no sea un videoclip al uso quedo bastante bien, buena idea lo de rodar mientras se preparaba para la sesión de fotos

Eso si no me gusta nada como la pusieron los estilistas de Vanity Fair, no es su estilo y vestida así pierde ese aire juvenil que aún conserva a sus 27 años

Ahora se me están acumulando videoclips que poner en el blog pero le haré un hueco a este

Anni dijo...

No creas Boris, lo que pasa que Avril nos tiene mal acostumbrados vistiendo a veces como una adolescente, y cuando la vemos en paños menores y haciendo cosas que normalmente no acostumbramos se nos cambia el chip radicalmente. Prefiero esto que no verla como en la época The Best Damn Thing jajaja
Y que salga en ropa interior tiene una finalidad más digamos "inocente" que cuando el videoclip de What The Hell, ahí era para mostar simplemente cacho y comercializarse totalmente.