viernes, 28 de diciembre de 2012

Critica ¡Rompe Ralph!

El 25 de diciembre ¡Rompe Ralph! se estreno en los cines españoles, y como buena fan de los videojuegos que soy (me puedo permitir decir que solo de los retro de los años 80 y 90 porque es lo que más he mamado) fui a verla. Si os soy sincera ya me hacia una idea de que no me iba a emocionar lo suficiente, porque tratándose de Disney iba a suceder lo que acabo sucediendo...

La trama de la película es bastante sencilla, el malo quiere volverse bueno porque esta cansado de no llevarse reconocimiento alguno por parte de sus compañeros dentro del juego simplemente por ser malo, pero arañemos más en la trama mejor. Nos encontramos en los años 80, concretamente en 1982, en donde las salas recreativas se convertirían en el nuevo entretenimiento de la juventud del siglo XX por muy poco dinero. Aquí aparecen los tan famosos juegos árcade como Donkey Kong, Pac-Man o Space Invaders, entre otros. En el film nos meten un árcade llamado "Repara Felix Junior" haciendo referencia al ya mencionado Donkey Kong, donde nos encontramos a rompe Ralph, un furioso grandullón con dos enormes manos, en la que su única misión como el malo del juego es destruirlo todo a su paso, en este caso un edificio. Repara Felix Junior al contrario, es el héroe bajito del juego que lo repara todo con su martillo dorado (mágico), y la única misión del juego es reparar todo lo que ha destrozado el malo de rompe Ralph, mientras éste encaramado en lo alto del edificio lo golpea para que al héroe le caiga escombros y entorpecer su intento de reparar el edificio, mientras los encantadores vecinos le ofrecen pasteles a Felix para aumentar puntos y fortalecerle. Cuando Felix gana los vecinos le esperan en lo alto del edificio y le premian con una medalla y un pastel, mientras que a rompe Ralph le lanzan al vació cayendo en un charco de barro y por consiguiente humillado.

Imaginaros ser el malo y tener que llevar esta vida de humillación y que nunca valoren tú trabajo durante 30 años, prácticamente lo que muchos podríamos vivir en la vida real cuando no nos valoran laboralmente jajajaja Llegados a este punto ya en pleno siglo XXI donde los juegos han evolucionado y Repara Felix Junior sigue al pie del cañón en la sala recreativa, el pobre de Ralph se cuestiona su vida y la función de esta, por lo que decide participar en las reuniones de malos anónimos  y les comenta querer cambiar de vida, ser el héroe en vez del malo. Esto produce cierto revuelo pues al parecer en otra época otro personaje llamado Turbo quiso hacer lo mismo causando bastantes problemas, pero Ralph lo único que quieren es que reconozcan su valor. Ilegalmente se adentra en la terminal de otro juego árcade llamado Hero's Duty (una clara referencia a juegos como Halo, Call of Duty o Gears of Wars), donde se entera que allí podrá conseguir la medalla del héroe y demostrarle a todos que él también puede merecer una medalla y ser bueno. Ralph al adentrarse a un mundo completamente diferente al suyo ya que este juego comprende unos gráficos totalmente avanzados con un nivel de dificultad considerable, ve que le es imposible formar parte de este juego por lo que cambiara de estrategia para conseguir la medalla. 

La obtención de la medalla le causara tales problemas que se vera accidentalmente metido en otro juego llamado Sugar Rush (otra referencia a los juegos como Mario Kart o Diddy Kong Racing), donde conocerá a Vanellope, una niña que quiere participar en la carrera de "Sugar Rush" pero no se lo tienen permitido debido a que es una glitch (un fallo no previsto dentro del juego), lo que le provoca tener a veces ataques que la hacen desaparecerse y aparecerse momentáneamente lo que dificultaría que a la hora de jugar con ella el jugador la rechazase. A partir de aquí la trama se vuelve un poco lenta y simple, Felix va en busca de Ralph ya que sin él Repara Felix Junior no funcionaria correctamente y podría provocar el desenchufe del juego para siempre, mientras Calhoun, la comandante de Hero's Duty decide acompañarle para arreglar el desastre que lió en su juego. Aquí es donde Disney mete sus edulcoradas narices y mantiene la trama a un nivel para niños que yo lamento decir que ya a esta edad me cuesta disfrutar, y menos en una película donde esperaba más protagonismo de personajes árcade  Lo que si es cierto es que algunas escenas hicieron que soltara alguna risa, ya que no hay que olvidar que aunque sea Disney también saben sacarle jugo a ciertas referencias fílmicas de su fabrica o de otros films adaptándolo a la temática de la película como han hecho otras muchas veces. 

Tengo que reconocer que si es cierto que flojea por tratarse de una película para niños y no por ello permitiéndose explotar una fuerte carga de frikismo videojueguil. También es verdad que todas las referencias que han hecho a los videojuegos es una simbología que permite a los más peques adentrarse fácilmente a ese mundo en el que los adultos y jóvenes disfrutamos en nuestra infancia y adolescencia, explotando su imaginación y por ello dejandoles nuestro legado de la infancia, que ahora tristemente solo conocerán porque nosotros lo vivimos y ellos no tuvieron ocasión de disfrutar. De todas maneras como toda peli Disney que se precie siempre nos enseñan algo, y la verdad es que me ha faltado esto para soltar una lagrimilla al final de la película  porque el personaje de Vanellope y el de Ralph me recordaron en cierta manera a Boo y a Sully ("gatito" como le llamaba Boo) de Monstruos S.A. en el que sacando en claro de ambos personajes es que las cosas más pequeñas pueden hacernos vulnerables y ver en ellas algo muy grande.


2 comentarios:

Boris dijo...

Por lo que cuentas al final parece que quedara con una película original y divertida pero que podía haber dado más de si, habrá que ver como van en taquilla, si es un éxito habrá más entregas y quizás aparezcan más menciones a otros videojuegos y este aún más enfocada para los que nos gustan los videojuegos pero ya no somos niños

Por cierto me he fijado que mi blog no se actualiza bien en tu lista de blogs, debe ser porque aun esta enlazado con la dirección antigua de cuando era La música de Ryoga y eso da problemas. Si no te importa cámbialo y seguro que actualiza ya sin problemas

Anni dijo...

Exactamente, a ver la película en si me gusto, me pareció divertida, pero le falto un poco más solo eso. Y bueno como dices tú, si hay segunda parte aprovecharan para explotar más el lado friki, siempre y cuando no la jodan claro esta jajaja
Ya lo he cambiado tranquilo ;)