lunes, 21 de abril de 2014

Game Boy cumple 25 años

Hoy, hace 25 años (21 de abril de 1989 para ser exactos), la famosa compañía de videojuegos Nintendo, lanza en Japón la Game Boy, la primera consola portátil del mercado. Estados Unidos tuvo la oportunidad de saborearla en agosto del mismo año, mientras que en Europa no llego hasta 1990. Lo que nadie se esperaría es que esta "pequeña" consola de 8 bits y 394 gramos, se haría mundialmente reconocida gracias a un famoso juego de origen ruso llamado "Tetris". Tanto, que con la Game Boy, este juego se vendía adjunto. Aunque no solo el Tetris fue la única responsable de lograr que la Game Boy tuviera millones de ventas, también ayudaron las diversas compañías que trabajaban para Nintendo por aquella época, como Capcom, Konami, Namco o Ocean, entre otras. Esto significo no solo el inicio de una nueva amistad para todos los niños pegados a los videojuegos, fue una revolución tecnológica que pondría punto y final a los años 80, dando paso a una de las décadas más prosperas de los videojuegos.


Todos tuvimos en nuestras manos y disfrutamos una Game Boy, independientemente de la época en la que naciéramos todos crecimos con una consola portátil de la marca Nintendo (a excepción de los que tuvieron que conformarse con jugar a la famosa Brick Game o "copias chinas" de la Game Boy). Sino fue por heredarla de nuestros hermanos o primos, fue por gozar de sus sucesoras (Color, Advance, SP o Micro) La cuestión es que todos crecimos disfrutando de horas de diversión echados en el sofá y dejándonos la vista para poder pasar al siguiente nivel del juego. A diferencia de los que gozaron directamente de las posteriores consolas portátiles, con sus respectivas ventajas de las viejas portátiles, es que los que crecimos con la primera Game Boy de todas tuvimos que sufrir la constante tortura de tener que coger rincones de luz por toda la casa para poder ver aquella pantalla que pretendiendo tener tonalidades grises, era más verde que un prao' asturiano, y no contaba con una iluminación demasiado buena.


Aunque en su momento este problema se pretendió solucionar con un curioso aparato llamado "Light Boy", no era otra cosa que una lupa con dos bombillitas incorporadas. Lo que se suponía que hacia era ayudarte a ver mejor la pantalla sin dejarte la vista en ella, mientras las dos bombillas, que tú encendidas si necesitabas algo de luz, eran alimentadas por dos pilas que obviamente duraban lo que yo estudiando. Otra característica de la Game Boy era que usaba 4 pilas de tipo AA (las normales de toda la vida, vamos), aquello también era la repanocha, imagínate como se pondrían las botas los vendedores y fabricantes de pilas. Obviamente con el tiempo la Game Boy fue disminuyendo su tamaño y con ello el número de pilas, hasta ser en el futuro alimentadas por baterías de ion de litio recargables, lo que conllevo a no gastar nunca más en pilas, pero si en electricidad (chachi-chupi).
Momentos anecdoticos con esta consola tengo varias, pues con tan solo 3 años ya le daba a la NES como una profesional (mentira), pero fue la Game Boy la que me hizo ser lo que soy ahora, una drogadicta de los videojuegos, a pesar de haber coqueteado con otras consolas también bastante adictivas como Sega Saturn, Megadrive o la propia Play Station y Nintendo 64, no había consola que me llenara más que la pequeña hija de papá Nintendo. Mis famosas rabietas de mala perdedora son bien conocidas entre mis hermanos, costandoles sus preciosas consolas portátiles. Imaginaos una niña de 4 años maldiciendo unos ladrillos grises, mientras perdía una y otra vez a los diversos juegos que tenían mis hermanos. Un buen exorcismo a tiempo me hubiera curado aquellas posesiones demoníacas que sufría durante mis momentos de ocio videojueguil.
Tiempo después, cuando aquellas consolas se escacharraron definitivamente, tuve que esperar a mi séptimo cumpleaños para tener mi propia Game Boy que incluía el juego de "Super Mario Land 3 - WarioLand" la cual cuide con mucho amor para lo poco que dure jugando con ella, pues irónicamente un año después tendría la Game Boy Color (la más chula por cierto) que deseaba ansiosamente al poco de salir. En la actualidad solo conservo los juegos de mis hermanos y algunos míos (los que sobrevivieron), entre los que están Tetris, Super Mario Land, Paper Boy, The Amazing Spider-Man, Gremlins 2 entre otros. Las Game Boy que fui coleccionando o las regale o las tire (grave error) o las vendí.


En la actualidad la marca de consolas "Game Boy" ha dejado de existir dejando paso a la actual reina de las consolas portátiles, la Nintendo DS, pero a pesar de ello ha dejado un rastro masivo de millones de dolares en ventas, miles de juegos y diversos portátiles, con sus carcasas, colores, diseños y accesorios varios.


Sin duda la Game Boy dejo una enorme huella que a día de hoy sigue presente, y con ella el legado tan maravilloso que nos dejo a millones de niños y adultos.
Y vosotros ¿con qué juegos de la Game Boy o sus sucesoras disfrutasteis en vuestra infancia o adolescencia?

4 comentarios:

Clerwer dijo...

Fue mi primera consola junto al F-1RACE y que vicios con el Pokémon Azul y el Tiny Toons Adventure. Ahora los que tengo son Kirby's Dreamland y Tetris.
Yo con Game Boy, como tenía pocos juegos, nunca me llevé rabietas, más bien me las llevaba con Super Nintendo que fue un resumen de "¡HIJOS DE PUTA!, ¡CABRONES!, ¡SU PUTA MADRE!, ¿CÓMO QUIEREN QUE ME PASE ESTO? ¡YOSHI, NO HUYAS, COBARDE!"

Anni dijo...

JAJAJAJAJA bueno creeme que a estas alturas la mala hostia que ponen a uno delante de un videojuego es bestial. No te cuento lo que me paso una vez con el viejo mando de la PS2 porque tampoco quiero acojonar al personal pero digamos que tuve que comprar uno nuevo porque aquello ya no era un mando jajajjaa.
Ahora que mencionas el Pokémon azul, yo también lo tuve, y el amarillo, pero no aparecen porque hara como 10 años de aburrida abri los cartuchos para confirmar un truco que lei en internet resultando ser falso y acabando por tener que tirar ambos juegos. Hay cosas que en esta no sabes por qué las haces y cuando las haces ya es tarde para arrepentirse xD

Boris dijo...

Marco una época y para una generación sera algo que nunca olvidaremos, yo hace años que no juego pero estoy seguro que si ahora me pusieran una en la mano me tiraría horas jugando, me presto recordar esta maravilla gracias al post

Weidner dijo...

¡TETRIS! ¡Que maravilla y que nolstalgia! Mucho han mejorado la capacidad gráfica de las consolas, pero ese sencillo rompecabezas viviente ha sido para mi el mejor videojuego.
Saludos.