domingo, 18 de mayo de 2014

"Bola de Dragón" y otros doblajes suicidas

6 comentarios
Antes de empezar con el tema en cuestión tengo que confesar que no soy especialmente fan de Dragon Ball, pero por favor, no subestiméis mis intenciones y conocimiento sobre este anime. Como cualquier joven adulto en la actualidad, que haya nacido en los 90 y ha crecido con este anime en la parrilla televisiva infantil, sabrá apreciar (aún no siendo fan) la existencia de Goku y sus aventuras. Básicamente porque queramos o no, Dragon Ball es el ANIME por excelencia, todo el mundo lo conoce, así como otros animes famosos de su época, entre los que resaltan Caballeros del Zodiaco (Saint Seiya) y Oliver y Benji (Captain Tsubasa). Y sumamosle que, si has crecido con sus famosas canciones (openings y endings) y sus famosas peleas y escenas para recordar toda la vida, es más que suficiente para admitir que si vuelves a verlo puede que una sonrisa se dibuje en tu cara, o ya en casos más extremos, unos lagrimones del tamaño de tus mocos perlas salgan al escuchar esas canciones que sonaban al comenzar el anime, pasando toda tu infancia por delante de tus ojos. Pues bien, ahora puestos en escena situémonos en la ignorancia que vivíamos por esa época, empezando porque nadie se preguntaba las miles de tonterías y absurdeces (por no decir crímenes) que se cometían a la hora de doblar los animes en España, en concreto Dragon Ball. Cualquier ciudadano de habla hispana fan acérrimo de este anime odiara por completo el doblaje en castellano, ya ni os digo los latinoamericanos, los cuales cuidan como nadie sus propios doblajes, hasta el punto de mantener casi la misma esencia de los diálogos originales japoneses, algo por lo cual admiro porque vanaglorian a sus dobladores, al contrario que sucede aquí con nuestros actores de doblaje (quizás por la falta de entusiasmo en sus doblajes o porque realmente en este país no se aprecia a quien no muestra la cara).




En verdad hablar de este tema me llevaría una parrafada inconmensurable, porque requiere de una extensa información, la cual he buscado por mi cuenta para poder informarme sobre el "por qué el doblaje en España de Bola de Dragón es tan pésima". Pues bien, la respuesta más breve a esta pregunta es básicamente que la industria audiovisual en España no respeta ni parece querer entender a los animes en general. Sumarle que este país tan lleno de riquezas culturales y lingüísticas, se autonacionaliza a si misma cuando se trata de llevar de un terreno a otro un anime (vease el caso de Cataluña en el que allí se trasladan numerosos animes que en el resto de España no se traducen y por tanto no se pueden ver), en el que además de no solo traducirse al castellano, se traducen también al gallego, catalán y vasco. Esta información extra la aclaro para aquellos latinoamericanos que desconocen la existencia de otras lenguas en España.
El caso es que el doblaje original provino del francés (a falta de entendimiento del japones vamos al idioma más cercano), del cual los franceses se tomaron brutales libertades para cambiar lo que quisieron, y más, de los diálogos originales al japones, sumarle las pequeñas censuras que pasaron también a nosotros. Pues bien, no solo afecto este hecho para hacer de Dragon Ball un anime con incongruencias bastas donde las haya, sino las traducciones que en algunos casos se vieron afectadas directamente del doblaje gallego o catalán, básicamente porque quedaban mejor así, que no con su significado literal al español. Por ejemplo, el famoso ataque "Kame Hame Ha" que viene a significar "Ola Tortuga", paso a ser "Onda Vital", porque no pega con cola que se oiga en el anime un: OLAAAA TORTUGAAAA. Pues eso, que esta bien respetar el nombre original de los ataques, pero nunca veras a ningún niño llamar por su nombre japones los ataques de Goku, o los tiros de Oliver (Tiro Dinámico) y Mark Lenders (Tiro del tigre), porque los conocemos en su traducción en español. También se aprecia que no se españolizaran ciertos nombres (gracias al cielo), por aludir a prendas femeninas o nombres de hortalizas. En el caso de Chichi a pesar de sonar malsonante para los peques de la casa, no se llego a cambiar, respetando su nombre original, aunque los latinoamericanos lo tradujeron por Milk, siendo que realmente en japones Chi-chi alude a la palabra "lácteo". De todas maneras es cuanto más que curioso, pues en España su nombre alude a los órganos reproductores femeninos y en Latinoamerica a los senos femeninos.

Esta es una de las cientos de comparaciones existentes.
Como se puede apreciar la versión latina bebe de la letra en japones, mientras que la española bebe de donde le dio la gana (sospecho que de la francesa).

De todas maneras respecto a otros tipos de cambio de nombres, en España se llego a hacer leves cambios a algunos, directamente porque se saltaron a la torera las acentuaciones de los nombres en japones o porque creyeron que sonaban mejor de otra manera. Pero bien se sabe que aquí pocos profesionales hay, que realmente se molesten en basarse en el doblaje original y cambiar lo mínimo. Algunos casos que rozan la incomprensión son la ausencia del nombre real de Goku (Kakarotto), del que básicamente cualquiera que no haya visto el anime esto le debe sonar a chino (o japones en este caso), pues Goku no es humano, proviene de otro planeta, y en ese planeta originalmente se llamaba así; omitir ciertas explicaciones en algunos puntos de los diálogos que cambian su sentido en el doblaje al español o cambiar el termino "saiyajin" por "guerreros del espacio". Este tipo de detalles son las que yo denomino "españoladas", pero son cosas que con el paso de los años hemos sabido respetar en los animes posteriores.
Otro problema grave que hubo con Bola de Dragón (y con todos los animes en general tanto antes como ahora) fue el verla como unos dibujos animados para niños, de ahí las censuras constantes, porque en verdad creer que este tipo de animes es para niños es para darse con un canto en los dientes. De ahí que con tan tierna edad pudiéramos verla, habiendo escenas de violencia explicita y alguna que otra escena de índole pervertida (algunas de estas escenas previamente censuradas, pero no todas). De ahí que luego me cuestione por qué no me dejaban ver películas de terror pero si este tipo de animes. Bromas a parte, debo incluir el detalle de que estas censuras solo se vieron afectadas para el canal que compro los derechos del anime, en este caso Antena 3, allá por 1997, (Andalucía fue la primera y única comunidad que adquirió el anime por primera vez para transmitirlo en Canal Sur a principios de los 90, la cual por numerosas quejas recibidas por parte de los padres quitaron en el 94). Durante esa época la única posibilidad de ver el anime sin censurar era a través de los vhs que vendía Hobby Consolas, aunque eran películas del anime al no transmitirse por tv la censura no existía. Luego años más tarde la revista trajo también en vhs los capítulos de la saga GT, creo que antes de ser retransmitida por televisión (que esto ultimo me lo confirme alguien experto en el tema).




Por tanto, para mí esta serie no tomo especial relevancia a la hora de verla, más que nada porque el anime abarca numerosos episodios de los cuales yo me perdía la mayoría y nunca acababa de entender la mitad de lo que veía, sumándole los fallos del doblaje que empeoraba el resto. De todas maneras siempre recordare con terror la saga de Cell (Célula en España), aquel bio androide con pinta de bicharraco verde que absorbía con su cola a los humanos y perseguía a los androides (C-17 y 18) para poder convertirse en el ser perfecto y acabar con Goku y sus amigos, y por qué no, con el mundo entero.
De todas maneras con los años te percatas de estos fallos y ahí es cuando tu infancia se va un poco a la mierda y te preguntas por qué Jesús permite estas atrocidades. Pero en el fondo quieras o no ya has vivido con esos doblajes, esas canciones, y esos diálogos que oye cualquier latinoamericano y lloraría por los ojos y los oídos (no os culpo), y aún así te metes en Youtube y vuelves a escuchar y re escuchar esas canciones con las que creciste. Y si, las comparas con las versiones latinas, y son mejores las latinas (aunque hay quien el acento les chirría, me incluyo en parte), pero luego te paras a escuchar el opening y ending del GT y lloras aún más porque es el único doblaje que los españoles y hasta los propios latinos gustamos escuchar (más que nada porque la letra de estas canciones hablan de amor, cosa que nunca entendí que tenia que ver con el anime). Ahora en serio, con esto solo quiero aportar que los españoles no gozamos de buena fama en cuanto a este tipo de doblajes, incluyendo las voces que debían hacer parecer feroces a los personajes, pero hacían todo lo contrario. Donde tenia que oírse un grito desgarrador o una voz perturbadora, se oía una voz poco o nada que ver con la imagen que el personaje debía dar. Pero ya se sabe que en estos casos no es lo mismo doblar a actores reales que a imágenes animadas, sumándole que en muchos casos los actores de doblaje poco les importa lo que doblan, pues solo hacen su trabajo y cuando terminan solo esperan cobrar y hasta que les llamen para doblar otra serie o película. En otros casos los actores viven el personaje y ahí se disfruta su esfuerzo, pero como digo, el problema de las traducciones no corre a cuenta de ellos, pues solo se limitan a leer, sin darle mayor importancia que su trabajo quede medio decente. Porque... ¿de qué se iban a quejar los niños que lo visionaban?


viernes, 16 de mayo de 2014

Premio The Versatile Blogger Award

6 comentarios
Mi buen amigo Caín se ha molestado en darme otro de esos premios que los bloggers acumulamos como trofeos "amigo", y que, aún de estar más desaparecida que Wally por Blogger de cuando en cuando, me conmueve que se acuerden de mí (snif). Pues bien, no iba a ser menos agradecerle el gesto y postear sobre el premio, especialmente porque a cambio de aceptarlo hay que seguir unas instrucciones (un clásico). Las instrucciones son:

1º Mostrar tu premio en el blog 
2º Anuncia tu premio con una entrada y agradece a quien te lo ha dado.
3º Dáselo tú a quince blogs.
4º Pon un enlace con los premiados y comunicárselo con un comentario.
5º Comentar siete cosas sobre ti. 

Pues bien, voy a ser un poco mala y voy a seguir mis propias reglas, así, a lo loco. 

El punto uno y dos están hechos, pero cuidao, enseño el premio porque quiero y porque puedo, no porque me lo pidan (chss), y ninguna regla me tiene que decir a mí lo obvio, faltaría más que no se lo agradeciera a Caín, con lo majoso que es conmigo, mae...
El punto tres me la salto a la torera porque amigos blogueros los cuento con una sola mano, y quizás hasta me sobren dedos, pero básicamente se lo dedico a Boris (aunque Caín ya se lo ha dedicado, pero no pasa nada, se los merece todos, hasta repetidos), a Kassiopea, siempre al pie del cañón con su blog, el cual hace tiempo no visito, pero ella sabe que la aprecio. Y a The Siren, la cual anda algo desaparecida, pero me encanta su blog, porque... ¿a quién no le gusta los gatos?. 
Básicamente a esos tres, porque se que son los únicos blogueros que me aceptarían el premio y lo postearian sin dudarlo en su blog. En todo caso, si alguien que me siguiera, tiene blog y quiere un premio, que se de por premiado. En serio, ¡son gratis!
El punto siete (y último) pide que comente siete cosas sobre mí. Como en su momento ya comente alguna cosilla de mi persona en premios anteriores, en los que se me pedía decir cosas concretas de mí, creo que puedo dar por contestada esta cuestión. De todas maneras, que si queréis saber de mi persona, me llamáis, quedamos para tomar algo y charlamos de las banalidades de la vida. Rapido y sencillo, pero no barato, porque las cañas y el café nos las cobra el gobierno.