jueves, 13 de noviembre de 2014

Crítica [•REC] 4: Apocalipsis

4 comentarios

Después de dos semanas un poco desconectada, aquí me hallo con ganas de aportar mi crítica de la última película de la saga de terror española [•REC] que tanta expectación ha causado, entre ellos, por abandonar definitivamente la cámara en mano que hizo de la saga la clave de su funcionamiento. No hay que olvidar la evolución (o des-evolución, según se mire) que ha ido tomando las cuatro películas, especialmente las dos últimas, que fueron dirigidas por cada uno de los directores de [•REC].
Jaume Balagueró y Paco Plaza quisieron hacer especial las dos últimas partes (dirigiendo Paco la 3ª y Jaume la 4ª), poniendo un poco de ellos en cada películaEn su momento critique [•REC]³ Génesis, dando mi voto positivo a pesar de hacer un cambio de registro en la forma de rodar la película y enfocar la trama. [•REC] 4: Apocalipsis es la excepción, pues aunque la trama te haga temblar en el asiento de la tensión constante que sufres, cuanto más avanza la película hacia su final más ves como cojea por todas las esquinas de la pantalla, y ahora explicare (intentando no spoilear) el por qué.


La película comienza con el rescate de Ángela Vidal, aquella reportera del programa "Mientras usted duerme", que tras ser la única superviviente del edificio barcelonés (infestado de infectados supuestamente "endemoniados"), es rescatada y aislada en un barco junto con otra superviviente, una anciana que cree seguir en la boda de su nieto Koldo. A bordo se encuentran también los militares que estuvieron a cargo del rescate de Ángela, un grupo de doctores encargados de examinar a aquellos que estuvieron en contacto con los infectados, y el resto de tripulantes a cargo de la cocina y el mantenimiento del barco. Entre ellos se encuentra Nic, un gran fan de Ángela y su programa de TV, a la que echara de vez en cuando una mano a lo largo de la película y defendera a capa y espada.
El film se sitúa en todo momento en alta mar, donde el barco esta totalmente aislado como zona de cuarentena, por lo que de por si el espectador se encontrara con el escenario idóneo para sentir agobio constante en el momento en que la infección se apodera del barco.
Aquí tengo que dar una pequeña información extra para aquellos que decidan verla, y desconozcan cierta información que de por si la película no promete explicar en ningún momento, pues aparecen varios elementos de la trama (y en general de la saga) que son explicados en el cómic (sacado hace 2 años). Uno de esos elementos es la existencia de simios infectados, los cuales son los causantes de la infección tras el escape de uno de ellos, atacando a uno de los tripulantes y causando de nuevo el pánico viral. Tras el caos reinante todos comienzan a sospechar de todos, lo que conllevara a dudar de las intenciones principales de los doctores ante las sospechas que rodean a que Ángela porta en su interior al germen que comenzó la infección desde el principio.



En esta ocasión gozaremos de más sangre, más gore y más tensión que nunca, pues aunque desaparezca la cámara en mano, se presenta un escenario acongojante y terrorífico tras el interior del barco. Pero como todo buen comienzo, los finales nunca son siempre de nuestro agrado, y es que la saga en ningún momento jugo con algo desconocido del cine de terror que no se haya mostrado ya. Comparación a parte, comentar que ciertos videojuegos se asemejan a este tipo de escenario, como pueden ser Resident Evil Dead Aim y Resident Evil: Revelations, donde ambas tramas surgen dentro de un crucero y un barco infestado de zombis, que en cierta manera ofrecen al jugador una experiencia cercana a una situación similar al de la película.
Otro apartado que deja que desear en algún momento son la puesta en escena de varios de los actores que, viendose relegados a breves momentos de protagonismo, se permitieron como buenos actores españoles, sobreactuar. Los pocos que estuvieron más o menos en su linea fueron Manuela Velasco (Ángela) y Ismael Fritschi (Nic), pero llegado un momento te olvidas de ellos para centrarte en el caos y confusión que coexiste entre los infectados y la cámara, que de por si, se permite ella sola darte algún que otro mareo, como si de una montaña rusa se tratase. Además de otras libertades que se permitió Jaume para desconexionar al espectador con algunas de las explicaciones ya dadas en las anteriores películas para con la existencia de los infectados, dandole otra vuelta de tuerca a este tema y confundiendo más si cabe. Quizas con intención de permitirle al que visiona el film, sacar sus propias conclusiones, y por qué no, pegarse un tiro una vez terminado su visionado.



En general tenemos por un lado una película que de alguna manera consigue mantenerte temblando en el asiento a traves de la aparición de los infectados en un espacio poco atractivo pero favorecedor en algunos momentos, y por otro lado nos encontramos con una historia que más que dejarte con buen sabor de boca, te obsequia con un final poco claro para los que esperábamos que la saga terminara de otra manera. Aún así os invito a verla, pues si sois fans de [•REC] no os podéis perderla, ya que aunque puede que no convenza del todo, llega a tener ese cierto gancho con la que cualquier película de terror cuenta: el saber cómo acaba todo.