sábado, 31 de octubre de 2015

La "Pizza Halloween" de Telepizza

4 comentarios
Este año no se qué me ha dado con la comida basura y sus promociones de Halloween, pero si, he vuelto a pecar y esta vez con Telepizza. Y es que, a finales de octubre Telepizza lanzo una promoción limitada, que incluye una caja de pizza con sonido y luces, un combo de miedo y un pack de helados Drácula. Tengo que reconocer que cada año las cadenas de comida rápida se trabajan el tema de publicitar dicha fiesta en sus productos. Quizás con la Halloween Whopper quede un pelin decepcionada, pero no por ello me dejo de gustar su marketing.


La promoción venia con una oferta, la pizza estaba rebajada de precio, pero luego el resto de complementos venían a parte. Aprovechando el tirón me pedí todo lo que incluyera un diseño o estuviera relacionado con Halloween, para así cenar como una bruja en condiciones. Cuando el pedido me llego y tuve en mis manos la caja lo primero que hice fue apretar el botón, con sus terribles consecuencias: acojonar a mis mascotas y posiblemente a los vecinos.


Una vez hecha la gracia me dispuse a comerme la pizza que venía dentro de la promo: bacon, peperonni y jamón york (dando donde más duele a la OMS). Como soy especial, me pedi la pizza de masa fina, sin queso y con extra de tomate y perejil.  El complemento de "Combo de miedo" consistía en fingers de queso y pollo, en una caja con el diseño de un murciélago la mar de amenazante. El queso no es lo mío (como os podréis haber dado cuenta), pero me parecieron lo suficiente comestibles como para no despreciarlos, junto a los deliciosos fingers de pollo.

Cualquiera diría que lo que me estaba comiendo era masa de pan con sangre,
restos de músculo y masa cerebral humana. 

La bebida no estaba dentro de la promo, pero encontré curioso este nuevo sabor. Se trata de la Fanta Mezzo, que no es otra cosa que Fanta de naranja con cola. Vale, no se con qué cara me estaréis leyendo ahora, pero os juro que sabe bien. Se complementan bastante bien el sabor suave y acido de la naranja con la burbujeante cola. Quizás a unos no les sepa a nada o no les guste, pero os invito a probarla si la encontráis a la venta.
Y para finalizar este menú lleno de calorías hiper-ultra-mega saturadas, pedí un pack de helados Drácula. Baste decir que para ser un helado simple de cola con sabor a fresa y vainilla, es de los que más especial recuerdos guardo, junto con los Calippo.
Solo os diré que el día que los dejen de fabricar se acabara el mundo, 
los muertos se levantaran de sus tumbas y clamaran venganza contra Frigo.

Y esta ha sido mi cena terrorifico-calórica de la noche de Halloween. Os invito a degustar esta oferta mientras podáis (seguir con vida muahahaha). 

¡Feliz noche de los muertos, muchachoides! ;)

viernes, 30 de octubre de 2015

Scare Bears

2 comentarios
Los Scare Bears son unos peluches realmente tétricos y gores creados por Jay Langley, un artista freelance que, por lo visto se aburría mucho. Con afán de querer hacer del mundo un lugar mas terrorífico para los niños, transformo a estas simpáticas criaturas en peluches con la capacidad de arrancarse la cara y otras delicias del genero.
Varios de estos han sido creados en conmemoración de diferentes personajes de las películas de terror más famosas del siglo XX. Jason, Ash (Evil Dead),  o Hellraiser, fueron algunos de los modelos para hacer a estos peluches tan adorables y achuchables.


Los peluches podréis encontrarlos en Facebook o en su página oficial


Posted by Scare Bears on domingo, 6 de octubre de 2013

lunes, 12 de octubre de 2015

La "Halloween Whopper" de Burguer King

1 comentarios
A finales del mes de septiembre, Burguer King lanzo una edición limitada de su clásica Whopper, con un toque "hallowiniano". Que no es otra cosa que la Whopper de siempre, solo que con pan negro. Pero este pan negro tiene un sabor especial: Salsa barbacoa (aquí es cuando tenéis que asombráros como locas). Pues bien, aquí la aventurera Anni, se ha propuesto ser parte de la media consumista hamburguesera. Embarcándose por el mundo de los sabores, para probar un producto demandado por los curiosos muchachoides del ciberespacio.


A expensas de caer en las garras de una trampa publicitaria, me he atrevido a pedir esta hamburguesa. Pues bien, lo primero que he apreciado es que como cualquier engaño publicitario, la apetecible comida que nos presentan en los anuncios no tiene nada que ver con el mundo real. Algo bastante esperado, para qué mentir. Pero eso sí, te prometen lo que esperas: una hamburguesa con pan negro y mucha ilusión publicitaria/comestible puesta en ella.

Hay gente que la pide sin pepinillos y con extra de queso.
Yo la pedí sin queso y con extra de chapapote.

Debo deciros que comerla no ha sido de mi agrado, pero era algo que podría esperarme de no haber sido por el hambre que me invadía (y la curiosidad, todo hay que decirlo), para haberme atrevido a probarla. Una lastima porque prometía muchas cosas bonitas y espeluznantes, pero termino siendo un fiasco, como todo sabor nuevo que sale en España.

En realidad el disgusto de su sabor tuvo su proceso:

Al principio no me disgusta, es más, la como con gusto. Pero según voy dandole más mordiscos y metiéndome algún que otro trago de refresco, me doy cuenta de que tanto el olor como el sabor no me terminan convenciendo. Es ahí cuando pienso para mis adentros: ¿Por qué?
Irremediablemente la Whopper termina en un segundo plano y comienzo con el resto de los complementos. Dejando la pobre hamburguesa a medio terminar, la miro y le doy dos oportunidades más. Llegados a este punto la como ya con cara de: matai'me, plisi.

Las momias inundan los envoltorios de la "Halloween Whopper"

A partir de aquí la cosa es bastante previsible y es que este experimento no ha terminado de cuajar (al menos para mí). Se de gente que esta Whopper le encanta, incluso llegando a decir que sabe mejor que la normal. Para gustos, paladares, lo que es yo, tengo uno al que le encanta probar nuevos sabores, pero este en concreto no ha sido lo que me esperaba. 

Otra cosita, los que hayáis o vayáis a probarla no solo por saber a qué demonios sabe, sino para experimentar la fase final del proceso evolutivo de todo alimento, me temo que debo daros una mala noticia: la caca no sale verde, sale ennegrecida. Esto no es que lo diga por propia experiencia, es que lo he consultado en este blog. El tono verdoso lo encontraréis si viajáis a EEUU y os coméis la Whopper allí. Destapando leyendas urbanas a tiempo me gano vuestra aprobación de pensar en verde, sin que eso repercuta a mi tracto intestinal.



Y si creeis que este revolucionario invento es obra de EEUU os volvéis a equivocar. En realidad este invento de marketing, fue ideado a raíz de una hamburguesa negra que se lanzo en Japón en 2014. El cual no solo oscureció el pan, sino también el queso y la salsa, los cuales estaban así gracias a la tinta de calamar y al carbón de bambú (tope nutritivo).
Si queréis más información al respecto en este blog podréis encontrarla.


Para finalizar mi experiencia "King", aclararos que si escribí este post no fue con intenciones subliminales, directamente os diria que os la comprarais y os la comierais como cerdos. Más bien lo que busco es recomendaros no probarla, porque ni os perdéis nada y os ahorrareis unos eurillos que, perfectamente os podréis gastar en compraros hamburguesas de verdad en vuestra carnicería de confianza.